·       Se compromete a que los presupuestos municipales sean “verdaderamente participativos” y que las barriadas decidan en qué obras invertir

·       Asegura que seguirá visitando las barriadas si es alcaldesa y asignará cada barriada a un concejal que será su responsable

·       Presenta propuestas para mejorar la iluminación y se marca como objetivo recuperar la ‘Escoba de Oro’

La candidata del Partido Popular a la Alcaldía de Mérida, Pilar Nogales, ha afirmado hoy que será una alcaldesa “a pie de barriada” y ha presentado un paquete de medidas integrales para conseguir que la capital extremeña tenga unos barrios “100×100 vivos”.

“Hay algunos que, por ser de Mérida de toda la vida, no vuelven a pisar una barriada cuando gobiernan”, ha comentado y ha asegurado que “no” será su caso, porque “seguiré visitando las barriadas” y teniendo reuniones con los vecinos “tal y como he venido haciendo en estos meses”. “Yo no me conformo con que los vecinos se sientan olvidados” ni con que “se acumulen las carpetas llenas de escritos que el Ayuntamiento nunca contesta”, ha valorado.

En un acto que ha tenido lugar en un parque junto a la barriada de San Antonio, Nogales ha precisado que en su equipo de gobierno cada uno de los concejales tendrá asignadas varias barriadas bajo su responsabilidad. “Quiero que todos los barrios tengan un contacto directo, fluido y eficaz y una atención cercana con el equipo de gobierno y que conozcan y reconozcan al concejal al que deben dirigirse”, ha comentado.   

PRESUPUESTO PARTICIPATIVO 

Asimismo, ha avanzado que en los seis primeros meses de gobierno, un estudio técnico y social del estado de las barriadas, en el que participen expertos municipales y también el tejido asociativo, de tal manera que las actuaciones se calendaricen y se incluyan en los presupuestos municipales según su prioridad.

“Vamos a actuar con sentido de ciudad”, ha recalcado y ha indicado que su pretensión es que  los presupuestos municipales sean “verdaderamente participativos”. Según ha explicado, reservará una cantidad anual de los presupuestos municipales a distribuir entre las diferentes barriadas de Mérida y serán los vecinos los que decidirán en qué invertir esa cantidad en función de la que sea la necesidad más importante de su barriada.

Nogales ha añadido, igualmente, que el Ayuntamiento de Mérida ofrecerá asesoramiento municipal a las barriadas que lo soliciten a la hora de elaborar sus proyectos para el presupuesto participativo. “Mérida no se gobierna en el tiempo de descuento”, ha agregado la candidata popular y ha insistido en que una ciudad “que es capital y que es Patrimonio de la Humanidad no puede olvidarse de sus barriadas y dejar que pierdan su encanto entre basura, pintadas y vandalismo”. 

LIMPIEZA E ILUMINACIÓN

Por su parte, el número 2 de la candidatura del PP en Mérida, José Pérez Garrido, ha desgranado otras medidas dirigidas a las barriadas emeritenses y, concretamente, ha abordado las áreas de limpieza e iluminación y las medidas recogidas en el programa de gobierno para dar solución a los problemas actuales.

Tal y como ha detallado, dentro del plan de accesibilidad del PP, que se incluirá en los primeros presupuestos municipales, las barriadas tendrán un apartado específico, porque no solo se trata de hacer accesibles los edificios públicos, “hay que derribar las barreras en los barrios”, ha explicado.

Asimismo, ha anunciado que el objetivo del PP es recuperar la ‘Escoba de Oro’ que Mérida ostentó tiempo atrás como ejemplo de limpieza y ha avanzado un plan de iluminación que elimine zonas oscuras en los barrios, que provocan una sensación de inseguridad a los vecinos.

“Por supuesto, no nos vamos a dejar al centro atrás”, ha expresado Pérez Garrido, quien ha defendido que el centro es más que “bares de copas al aire libre”. “Vamos a soterrar los contenedores de residuos, apoyados en un estudio del Consorcio”, ha anunciado y ha añadido que se llevarán  a cabo soluciones estéticas alternativas en aquellas zonas donde no se puedan soterrar.

Finalmente, ha comentado que el PP planificará, junto a la Confederación Hidrográfica del Guadiana, una limpieza periódica del Albarregas y abordará las soluciones urbanísticas “definitivas” que esperan los vecinos de El Vivero, Proserpina o La Calzada.  “El próximo 26 de mayo, los vecinos de Mérida eligen entre continuar con un modelo que permite el deterioro de nuestros barrios, o un modelo que propone soluciones y una marca que ha demostrado resultados”, ha concluido.